EL TESTAMENTO EN BLANCO Y NEGRO DE PETER LINDBERGH, EL HOMBRE AL QUE LA MODA NO DEVORO

by Diego Parrado, February 2020 (Spain)


EL FOTÓGRAFO, CONSIDERADO EL CREADOR DE LAS SUPERMODELOS DE LOS 90, PASÓ SUS ÚLTIMOS MESES DE VIDA TRABAJANDO EN UNA GRAN EXPOSICIÓN DE SU TRABAJO QUE AHORA VE LA LUZ. John Galliano dijo una vez que para Peter Lindbergh la ropa no era más que el guión de una película muda. No tanto porque el blanco y negro fuese su sello de identidad como porque las mujeres que retrataba eran las verdaderas estrellas de sus fotografías. Su carisma superaba al poder de la moda, como bien sabía alguien que, según sus propias palabras, firmó el certificado de nacimiento de las supermodelos al reunir a Linda Evangelista, Christy Turlington, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Tatjana Patitz para la mítica portada del número de Vogue británico de enero de 1990. Una imagen que disparó el caché de las cinco mujeres, fotografiadas por Lindbergh en una calle cualquiera de Nueva York con vaqueros y poco maquillaje, y rebatió las artificiosas editoriales de los años 80. Enemigo declarado del photoshop, con su objetivo Peter Lindbergh se había propuesto liberar a las mujeres de lo que llamaba el terror de la juventud y la perfección. “Nunca soporté al tipo de mujer aupada por un marido rico que promovía la revista. No me impresiona alguien que llega con un bolso de cocodrilo, ¿sabes?”, declaró en una entrevista concedida al diario The Guardian en 2016. El escaso interés por la moda del padre de las supermodelos, fallecido en septiembre del año pasado, queda claro en la gran retrospectiva de su obra que pasó sus últimos meses de vida preparando en el museo Kunstpalast de Dusseldorf, la ciudad alemana en la que comenzó su carrera de fotógrafo como asistente de Hans Lux, antes de abrir su propio estudio en 1973. Inaugurada este miércoles con el título de Untold Stories, se trata de la única exposición comisariada por el propio Lindbergh, una oportunidad que aprovechó para reivindicar la fotografía de moda entendida a la manera de alguien que presumía de no pisar desde hace años las pasarelas y de no preguntar qué prenda iba a fotografiar. “Esta exposición me ha dado la posibilidad de pensar en mis fotos en un contexto distinto de la moda”, explica Lindbergh en el catálogo de Untold Stories, editado por Taschen. “No digo que mis imágenes no sean fotografía de moda, porque eso sería incorrecto. Lo que quiero decir es que para mí la definición de fotografía de moda no significa que tengas que representar moda. La fotografía es mucho más grande que la propia moda, es un componente de la cultura contemporánea, como la música”. >“Siempre he intentando mantener mi libertad de pensamiento y que la moda no me absorbiera. La fotografia de moda no tiene por objetivo principal mostrar moda” Untold Stories comprende 40 años de la carrera de Lindbergh entre imágenes inéditas y otras publicadas en revistas como Vanity Fair, Harper’s Bazaar, Rolling Stone, o Vogue. Un total de 140 fotografías ente las que el visitante encuentra a españoles como a Rosario Flores y Leonor Watling, retratadas para el cartel de la película Hable con ella, a Esther Cañadas, o a Antonio Banderas, uno de los tres únicos hombres presentes en la exposición junto a Robert Pattinson y Richard Gere. También, claro, aparecen modelos y actrices como Milla Jovovich, aunque algunos retratos como el de Michaela Bercu, Linda Evangelista y Kirsten Owen vestidas de monjas podrían engañar a alguien poco familiarizado con esta constelación de estrellas de lo que está viendo en realidad es la exposición de las fotografías documentales que realizó Dorothea Lange en tiempos de la Gran Depresión. Otros como el de la modelo Helena Christensen caminando por un desierto californiano junto a un pequeño marciano –Debbie Lee Carrington– remiten por su parte a las viejas películas de ciencia ficción, otra de las referencias con las que Peter Lindbergh ensanchó el campo de la fotografía de moda. “Siempre he intentando mantener mi libertad de pensamiento y que la moda no me absorbiera. La fotografía de moda no tiene por objetivo principal mostrar moda”, asegura Peter Lindbergh en el catálogo de Untold Stories. “La fotografía es fotografía, y eso debería ser suficiente”.